El castillo de la capital de Eslovenia, Ljubljana, se encuentra emplazado en una pequeña colina en pleno centro de la ciudad. Data del siglo XI aproximadamente y fue reconstruido y renovado varias veces.

Castillo de Ljubljana - EsloveniaHistoria

La parte más vieja del castillo data del siglo XI, como dijimos anteriormente. Más específicamente, los escritos mencionan el año 1144 como la base del estado feudar de los Duques de Spanheim, originarios de Alemania. En el siglo XIII, los Duques permitieron el levantamiento de una ciudad alrededor del rio Ljubljanica, donde para ello fue necesario emplazar una fortificación que proteja la ciudad, para ello se utilizó la construcción que ya se encontraba en la cima de la colina.

Castillo de Ljubljana - Eslovenia

 En el siglo XV, el Duque (luego devenido en Emperador) Federico III de Alemania inicio la reconstrucción del castillo que hoy en día se puede visitar, ya que la fortaleza que pertenecía a su predecesor fue completamente destruida, a excepción de las murallas externas, la capilla y las torres en sus esquinas con sus respectivas entradas.

 Castillo de Ljubljana - Eslovenia

Durante su historia, el castillo fue utilizado más que nada como fortaleza militar, pero también funciono como sede de los gobernantes provinciales. Pasado el tiempo, la importancia del castillo fue en declive, no obstante, en 1814 fue rescatado de su destrucción total para ser convertido en una institución penal (cárcel).

 Castillo de Ljubljana - Eslovenia

Para el año 1905, la ciudad de Ljubljana compró el castillo, para convertirlo en un edificio para los ciudadanos.

 Castillo de Ljubljana - Eslovenia

En 1988, la municipalidad de la ciudad comienza una serie de búsquedas arqueológicas en el castillo y sus alrededores, confirmando todo lo escrito en su vasta historia. Es por ello que se decide preservar todo lo posible y convertirlo en una atracción turística, donde se pusieron distintas exposiciones donde muestran la historia de Eslovenia y exhibiciones permanentes de arte como ser pinturas, música y demás.

 Castillo de Ljubljana - Eslovenia


Cómo llegar

El castillo es muy fácilmente visible desde la ciudad y se puede llegar caminando a pie, son un par de minutos desde el centro.

Hay dos maneras de llegar al ingreso al castillo, la primera y más económica es caminando por la colina, son 10 minutos (aproximadamente) de subida.

La segunda es a través de un funicular, que depende el ticket de entrada se encuentra incluido o no.

Castillo de Ljubljana - Eslovenia


Precios

Hay dos tipos de entradas, con o sin funicular.

  • Con funicular, adultos: 10€ y niños de 7 a 18 años: 7€.
  • Sin funicular, adultos: 7,5€ y niños de 7 a 18 años: 5,20€.

 Castillo de Ljubljana - Eslovenia

  • Las audio guías están disponibles y hay que comprarlas junto con la entrada al castillo: Adultos con audio guía y funicular 12€.

 Luego hay otras exhibiciones aparte que pueden ser incluidas al precio del castillo, algunas son permanentes y otras son temporales, por lo que no sabemos todas las que pueden haber.


Horarios

Depende la temporada (invierno, verano, etc.) pero generalmente abre desde las 9-10 Hs hasta las 20-21Hs todo el año!

 Castillo de Ljubljana - Eslovenia


Que ver?

Te sorprenderá saber que no tenés que pagar nada para entrar al patio del castillo, ya que hay un restaurant en el medio.

Castillo de Ljubljana - Eslovenia

Luego, se puede visitar numerosas exposiciones de arte, que se llevan a cabo en diferentes partes del castillo y generalmente son gratuitas. En la entrada está la «Galerija Rustika», donde se puede comprar o admirar los productos de alta calidad de la artesanía tradicional eslovena.

En el otro lado del castillo hay una capilla y una torre de observación junto con el Castillo Virtual, donde se puede ver un documental sobre la historia del castillo en varios idiomas (incluyendo español) y en el lado izquierdo de la capilla del castillo también encontrará un excelente Museo de Historia de Eslovenia.

Luego de ver las exhibiciones, se puede subir a la parte más alta del castillo para sacar unas impresionantes fotos panorámicas.