En la ciudad alemana de Leipzig se encontraban unos de los cuarteles generales del Ministerium für Staatssicherheit (Ministerio para la Seguridad del Estado) o más conocido por su abreviatura STASI, que fue el corazón de la inteligencia de la República Democrática Alemana (RDA). El edificio de este museo es conocido como “Runden Ecke” o Esquina Redonda.

Historia

Creada en Febrero del ’50 e inspirada en la KGB soviética, fue considerada una de las más eficientes agencias de seguridad en cuanto a vigilancia y castigo. No por nada su lema no oficial era “Vigilar-Intimidar-Perseguir”.

Stasi (1)

Ingreso al museo

Su historia nos lleva al inicio de la República Democrática Alemana, que existió durante el periodo de la Guerra Fría al terminar la Segunda Guerra Mundial, donde Alemania fue dividida en cuatro.

Stasi (12)

Logo de la Stasi

Pero la verdadera división en realidad fue en dos, ya que estaba la Alemania Oriental (o del este) más conocida como República Democrática Alemana, donde era su parte comunista controlada por la Unión Soviética. Y por otro lado, la República Federal de Alemania (RFA) su contraparte no comunista controlada por EEUU, Gran Bretaña y Francia.

Stasi (7)


Museo en Leipzig

El museo conmemorativo en la esquina redonda se mantiene en el mismo estado en que estaba cuando la Stasi estaba operando sus campañas de miedo desde el lugar. Los diversos programas y métodos que emplearon se exploran a través de una colección profunda de archivos de archivo, informes y equipos antiguos. Hay viejas cámaras de vigilancia, colecciones de cartas personales confiscadas y uniformes nítidos que permiten a los visitantes echar un vistazo al mundo del espionaje brutal del estado.

Por 4€ hay audio guías para entender bien la historia aunque la entrada al museo es pública y gratuita.

Durante todo el recorrido se pueden ver las herramientas utilizadas para perseguir y vigilar a la población alemana que estaba en contra de sus principios.

Stasi (3)